Bienal Internacional de Danza de Cali

Por: Lina Botero
IG: @lina.botero

Esta semana fue el lanzamiento oficial de la quinta edición de la Bienal Internacional de Danza de Cali. Una Bienal que, a pesar de las circunstancias y de lo complejo que significa programar un evento internacional en medio de una pandemia optó por poner a la danza por encima de cualquier dificultad ya que para sus organizadores el reto se convirtió en una motivación.

El lanzamiento se realizó en Bogotá en el Teatro Jorge Eliecer Gaitán el pasado sábado 17 de julio con la presentación de la Compañía de Danza Contemporánea de Incolballet. La Bienal, en su quinta edición, continúa consolidándose como uno de los escenarios más importantes para la danza en el país y este año siendo coherente con la situación que atraviesa el mundo ha planteado una mirada profunda hacia el talento colombiano, hacia las compañías locales que también decidieron asumir el reto y utilizaron este año de pausa para crear nuevas obras que serán presentadas entre el 9 y el 15 de noviembre en Cali.

Bogotá como ciudad invitada tendrá una importante participación de artistas y compañías de diferentes géneros como Cortocinesis, también habrá participación de agrupaciones antioqueñas como Sankofa Danzafro o trabajamos que se vienen consolidando en diferentes regiones del país como Jóvenes Creadores del Chocó. Y si bien este es un año para resaltar y reconocer las propuestas nacionales, la Bienal contará con una programación internacional robusta y de primer nivel como lo viene haciendo en todas sus ediciones tanto desde la virtualidad como desde la presencialidad.

Así pues, la cita este año es en Cali, con la danza, con los artistas colombianos, con los artistas internacionales e inclusive con aquellos que ya no nos acompañan. La Bienal será una celebración a la vida, a la construcción de nuevos relatos donde todos podamos reconocernos, una celebración al encuentro y al reencuentro. La quinta edición de la Bienal Internacional de Danza de Cali se convierte también en una victoria ya que su realización este año era casi un imposible, un reconocimiento a quienes decidieron a viento y marea apostarle a las artes y a la cultura en un año donde más se ha necesitado, a los patrocinadores, a las alcaldías, al Ministerio de Cultura, pero sobre todo a Proartes y a todo su equipo directivo por creer profundamente en lo que significa un escenario como estos para un país como el nuestro.

Cali, una ciudad que se ha consolidado como referente mundial de la danza será una fiesta cultural durante el mes de noviembre, una fiesta donde todos estamos invitados a celebrar que estamos vivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.