¿Cómo adquirir el hábito de la lectura?

POR: ALEJANDRA RESTREPO @QUELEOYO

Muchos pacientes llegan a mi consultorio diciendo: Doctora, ¿cómo hago volverme lector? Jajajajaja hace mucho quería decir eso.

Mentiras, pero sí es una de las cosas que me preguntan frecuentemente: ¿cómo leer más? ¿cómo adquirir el hábito? ¿cómo concentrarse mejor para que le rinda la lectura?

PARE DE SUFRIR, tengo el remedio, la cura, la salvación, secretos que han pasado a mi de generación en generación y que ahora comparto con ustedes.

Uno de los últimos libros que leí me enseñó cositas acerca de los hábitos y les cuento pues que el cerebro me decepcionó un poco porque es un órgano muy holgazán, este señor está constantemente buscando la forma de esforzarse menos y por eso surgen los hábitos, se vuelve una cosa mecánica y así él no se tiene que desgastarse mucho. No pues cuidao…estará muy ocupado haciendo que respiremos y vivamos.
El caso es que se pueden adquirir hábitos buenos y hábitos malos, pero hoy vamos a hablar del que nos interesa que es sencillamente fantabuloso.

Otra cosa que aprendí en ese libro (¡ah sí! Se llama El poder de los hábitos de Charles Duhigg, muy bueno) es que para los que nos cuesta adquirir hábitos, debemos asociar inicialmente el hábito que deseamos adquirir a una recompensa, me explico, si me gusta mucho tomar café aprovecho mi tiempo de lectura para tomarme un cafecito, o elijo para leer el rincón de la casa que más me gusta, o prendo esa velita que me huele bueno, o es mi momento para desconectarme. Así el cerebro encontrará una motivación extra para hacerlo. Otro aprendizaje es la importancia de celebrar los “pequeños triunfos”. Terminaste un capítulo, cuéntaselo a alguien que le interese, publícalo en Goodreads, en tus redes (demalas si a los otros les parece aburridor, si sientes que eso te hace bien y te ayuda a sentirte más motivado, hazlo, al fin y al cabo son tus redes) o escríbelo en tu diario y ponle un sticker de carita feliz.

Si aún no tienes el hábito, no elijas libros muy gordos o complejos para iniciarte en la lectura, busca historias lights y/o de pocas páginas porque si de entrada te metes con Ana Karenina o con Ulises de James Joyce, es muy posible que no lo logres.
Algunos libros cortos que recomiendo para empezar a leer son: La mujer de la libreta roja deAntoine Laurain (romance), Una lectora nada común de Alan Bennett (ficción), Rebelión en la granja de George Orwell (fábula), Los días azules de Fernando Vallejo (novela autobiográfica.)
También hay libros de relatos cortos que pueden funcionar para los que prefieren lecturas de corto aliento como Otra luz de Pablo Concha (terror), Reinas Malditas de Cristina Morató (biografías), Crónicas Marcianas de Ray Bradbury (ficción).

Antes de elegir un libro piensa en lo que te gusta mucho en la vida…el arte, el amor, la comida, la historia, una ciudad, las teorías conspirativas, el yoga…cualquier cosa que te encante, te dará pistas para elegir qué leer. Sigue las corazonadas.

Juguemos a que el que toque el celular en menos de media hora es un huevo podrido, en serio, el celular puede ser un enemigo poderoso de la lectura, sobretodo cuando no se tiene la disciplina, entonces aléjate de él mientras estés en tu tiempo de lectura, siléncialo. Puedes programar una alarma para que solo leas 20 minutos, media hora, lo que elijas, pero concentradx en lo que estás haciendo y no pendiente del tilín del celular.

Ponte metas diarias, tiempo, número de páginas, capítulos, como creas que te quede más cómodo y cuando menos pienses habrás adquirido el hábito.


Esto de adquirir hábitos no es fácil, a mí me cuesta un montón, pero uno puede lograr todo lo que se propone en la vida. Leer te cambia, es como vitamina cerebral, una vez leí un tuit que decía que “es como ponerse bueno por dentro” y sí, requiere esfuerzo y algunas renuncias, como todo en esta vida,  pero nunca sentirás remordimiento por eso.

Sí de verdad quieres leer, seguro no tendrás el mismo tiempo para ver televisión por ejemplo o empezarás a preferir llegar a tu casa a quedarte chismociando después del trabajo o del estudio, o tendrás menos tiempo de sueño porque te levantas a leer un ratico antes de empezar la jornada…pero son elecciones que uno hace y palabrita pa’ mi dios que la lectura lo vale.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.