COVID 19 ¿Vacunarse, una obligación?

Por: Juliana Cardona
Twitter: @julicarqui

Italia, Francia y Grecia han sido los primeros países en manifestar la obligatoriedad de vacunarse contra la covid 19, en especial para el personal de la salud que hasta la fecha no ha querido la inmunidad. Por lo que algunos se han atrevido a indicar que está imposición debería extenderse en el mundo. Si bien en países como el nuestro no existen leyes ni la constitución contempla esta posibilidad en materia de obligatoriedades de inmunización, ya que son temas voluntarios, debemos ser conscientes en que el interés general prevalece sobre el particular y en el caso de una pandemia como la actual, no podemos ser escépticos y así como los gobiernos a nivel mundial han actuado haciendo posible la gratuidad de vacunas, quienes aún temen adquirir la dosis deben confiar o en su defecto limitarse a estar encerrados y con restricciones; ya que no es justo que con todo dispuesto, continúen reacios y que como bien dirían nuestros abuelos “justos paguen por pecadores” entendiendo las proporciones y no entrando en literalidades con respecto a la frase anterior.

El vacunarse contra la covid 19 trae sus ventajas, como, por ejemplo, viajar a países que tenían cerradas sus fronteras y que gracias al certificado de la inmunidad reactivan su economía y ven con buenos ánimos la recuperación del turismo como industria que genera desarrollo.

España, Croacia, Bahamas, Ecuador, Guatemala y El Salvador son algunos de los países que permiten ingreso de propios y visitantes presentando el carné o certificado de vacunación completo para el caso de vacunas de más de una dosis o en su defecto la de una sola, pero que se garantice que pasaron ciertos días posteriores de su aplicación. Sin embargo, es importante que antes de viajar, verifique la información oficial para evitar inconvenientes y malos entendidos migratorios al momento de ingresar al país.

Los anti vacunas son una amenaza para la salud mundial tal como lo ha indicado la OMS, por el aumento de casos de enfermedades que se creían controladas como por ejemplo el sarampión. Y para el caso de la covid 19, quienes aún manifiestan no querer vacunarse, sin que aún estemos seguros de la erradicación e inmunidad de rebaño etc, por los tiempos, es mejor prevenir que lamentar.

Nos encontramos viviendo momentos complejos, en los que no podemos seguir en constante caos e incertidumbre, por lo que la confianza es el mejor antídoto e inmunizante para continuar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.