Cuestión de prioridades

Por: Alejandra Restrepo Bolívar
IG: @queleoyo

Es una verdad universalmente reconocida que los colombianos somos más chillones que una cajada de pollitos. (Pido perdón a la señora Austen por hacer uso de la primera línea de Orgullo y Prejuicio pero no resistí la tentación).

Realmente hay gente que tiene motivos para quejarse (aunque yo soy del tipo de personas que piensa que en vez de quejarse uno debe buscar soluciones, pero como crecimos escuchando que “el que no llora no mama” ahí está – el poder de la palabra) pero también hay otros que lo cogieron de vicio.

A esa especie de chillones viciosos, el profe Darwin y yo, los identificamos como chilla-chilla (no confundir con la chinchilla que es una especie de roedor) y a estos especímenes les escucho regularmente cosas como “Qué rico pa usted que tiene tantos libros, yo sí no puedo darme ese lujo” pero se hizo la mamoplastia. “Yo quisiera tener tanta plata como usted para comprar todos los libros que quiero” pero va una vez al mes a la costa…y así sucesivamente. Entonces no es porque los libros sean caros (sí son caros aquí… y eso que no están gravados con IVA, un personaje al que le diremos de cariño Carraspillo quería ponerlos a marcar con IVA pero el pueblo no lo dejó…¡uy! se me fue la mano en este paréntesis), no es porque no tengan para comprarlos, es cuestión de prioridades.

¿Un libro les parece caro pero una rumba donde se gastaron ciento cincuenta mil en una noche no? Ojo que no digo que la rumba no lo valga, o que mal hecho…para nada miguis, de las cosas valiosas que nos llevamos del jardín del edén es el libre albedrío, por mí que cada cual haga con su vida lo que quiera siempre que sea feliz y no lastime a otros peeeeeero, entonces seamos conscientes de que las prioridades de todos son distintas y que también somos las renuncias que hacemos.

Antes de estar haciendo comentarios tipo la especie “chilla-chilla” detengámonos a pensar que para conseguir unas cosas, las personas siempre, siempre, siempre tienen que renunciar a otras… siempre (por si no quedó claro).

2 COMENTARIOS

  1. Súper de acuerdo. Mi mamá siempre me dice como: "¿Para qué te vas a gastar todo eso en papel (libros)?. A pesar de comprar libros virtuales por Amazon, amo leer en físico!! Claramente ella no me entiende del todo, pues a mí desde pequeña me encanta leer y siempre que tengo la oportunidad de comprar libros, hago esa inversión, porque para mí de cierta forma lo es y me encanta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.