El presidente Gustavo Petro llegó tarde a una cena y no se pudo ver con Joe Biden, como tenía planeado, ¿qué pasó?

Se conoció que el mandatario arribó una hora tarde al lugar del encuentro.

El presidente Gustavo Petro llegó una hora tarde a una cena convocada en la noche de este miércoles por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el Museo de Ciencias Naturales, en Nueva York.

Al encuentro asistieron más de 150 presidentes de todo el mundo, y se dio en el marco de la Asamblea General de la ONU.

El presidente Biden estuvo presente a lo largo de toda la cena, que estaba programada en la agenda oficial.

Aunque no se trataba de un encuentro bilateral, Petro sí tenía la expectativa de ver y saludar al mandatario estadounidense durante la cena. Biden llamó telefónicamente a Petro tan pronto obtuvo el triunfo en las urnas, en la segunda vuelta, el pasado 19 de junio.

Según la agenda oficial de la Casa de Nariño, a las 7:00 p. m. de este miércoles, hora de Nueva York, estaba prevista una cena de recepción de parte de Biden, como país anfitrión de la Asamblea General de la ONU.

SEMANA conoció que la agenda del presidente terminó a las 6:45 p.m., luego de sostener una reunión bilateral con el primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Støre. Cuando Petro se dirigía hacia la cena, la vía estaba bloqueada por la comitiva oficial del presidente Biden.

Fuerte discurso del presidente Gustavo Petro en la ONU: le dice al mundo que “la guerra contra las drogas ha fracasado”

Desde Nueva York (Estados Unidos), en el marco de la Asamblea General de la ONU, el presidente de la República, Gustavo Petro, pronunció este 20 de septiembre un fuerte discurso frente a los más de 40 líderes mundiales que asistieron a la cita.

Este espacio ha sido aprovechado para que cada país visibilice sus principales problemáticas, con el objetivo de obtener colaboración internacional en aras de solventar sus conflictos internos. Sobre el discurso del presidente Petro, mucho se esperaba respecto a cuál iba a ser su posición frente a dos puntos en específico: la lucha contra las drogas y la crisis climática.

En su intervención, el mandatario fue contundente. No solo les recriminó a otros países por la forma en que se ha venido llevando esta lucha antidrogas, sino que fue más allá y sentenció que “ha fracasado”.

“Mientras dejan quemar las selvas, mientras hipócritas persiguen las plantas con venenos para ocultar los desastres de su propia sociedad, nos piden más y más carbón, más y más petróleo, para calmar la otra adicción: la del consumo, la del poder, la del dinero. ¿Qué es más venenoso para la humanidad, la cocaína, el carbón o el petróleo? El dictamen del poder ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida, así ella solo cause mínimas muertes por sobredosis, y más por las mezclas que provoca su clandestinidad dictaminada, pero, en cambio, el carbón y el petróleo deben ser protegidos, así su uso pueda extinguir a toda la humanidad. Estas son las cosas del poder mundial, cosas de la injusticia, cosas de la irracionalidad, porque el poder mundial se ha vuelto irracional”, manifestó el presidente Gustavo Petro durante su intervención en la Asamblea de la ONU.

Las luchas que han fracasado

En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el presidente Petro aseveró que “la culpable de la adicción a las drogas no es la selva”, sino la “irracionalidad de su poder mundial”. En ese sentido, sentenció: “Por ocultar la verdad, verán morir la selva y las democracias. La guerra contra las drogas ha fracasado. La lucha contra la crisis climática ha fracasado. Han aumentado los consumos mortales, de drogas suaves han pasado a las más duras, se ha producido un genocidio en mi continente y en mi país, han condenado a las cárceles a millones de personas, para ocultar sus propias culpas sociales, le han echado la culpa a la selva y sus plantas. Han llenado de sin razón los discursos y las políticas”.

Lejos de un discurso pasivo, el presidente Gustavo Petro llevó un fuerte mensaje ante los líderes mundiales. “Yo les demando desde aquí, desde mi Latinoamérica herida, acabar con la irracional guerra contra las drogas”, fue la petición hecha por el mandatario de los colombianos.

En tal virtud, puntualizó que para disminuir el consumo de drogas en el mundo no se necesitan guerras. En su lugar, abogó por la necesidad de construir una mejor sociedad, “más solidaria, más afectuosa, donde la intensidad de la vida salve de las adicciones y de las nuevas esclavitudes”.

“¿Quieren menos drogas? Piensen en menos ganancias y en más amores. Piensen en un ejercicio racional del poder”, fustigó el presidente Gustavo Petro.

“Acabar la guerra contra las drogas”

Para reforzar su punto en materia de política antidrogas, el jefe de Estado orientó su discurso hacia el impacto que la lucha tradicional ha tenido en el medio ambiente, haciendo referencia a la aspersión con glifosato.

“Allí donde decidieron hacer de una planta selvática amazónica un enemigo, extraditar y encarcelar a sus cultivadores, les invito a detener la guerra, y a detener el desastre climático. Aquí, en esta Selva Amazónica, hay un fracaso de la humanidad. Tras las hogueras que la queman, tras su envenenamiento, hay un fracaso integral, civilizatorio de la humanidad”, expuso el presidente Petro.

Por ello, concluyó su discurso con una petición: “Les propongo como presidente de uno de los países más hermosos de la tierra, y de los más ensangrentados y violentados, acabar la guerra contra las drogas y permitir que nuestro pueblo viva en paz”.

Tomado: Semana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.