El producto turístico cultural en Medellín

POR: JULIANA CARDONA Q.  – @julicarqui

Los productos turísticos son fundamentales para la sostenibilidad y conservación de los territorios y estos hoy adquieren mayor importancia no solo por los atractivos que los conforman, sino por el aprendizaje que estos brindan en la vida de un turista. Para el caso de Medellín y sus atractivos culturales deben contemplar una mayor gestión y priorización, para evitar que se vean afectados como lo sucedido en días pasados con 9 de las 23 esculturas del Maestro Botero ubicadas en la Plaza Botero, que fueron violentadas por personas que parecen no apreciar ni entender el valor que estás tienen y representan para la ciudad, el país y el mundo.

Conocer la ciudad sin duda es conocer a Fernando Botero quien a pesar de haber salido de su casa a temprana edad para convertirse en la gran promesa de arte mundial que es, jamás olvidó a su tierra y siempre ha estado conectado.

Medellín es la única ciudad del mundo que cuenta con un museo al aire libre de enormes esculturas donadas por Botero, el único lugar que goza de tener una exposición abierta 24/7, donde se reflejan tradiciones, creencias, y lo que transcurre en las calles de este territorio rodeado de montañas y clima primaveral.

La Plaza Botero sin duda es el epicentro del producto turístico cultural de Medellín, por lo que debe contar con vigilancia permanente, cuidados y contemplaciones mayores, para que propios y visitantes puedan seguir aprendiendo, creciendo y conociendo la importancia de nuestro territorio. Se dice que la actividad turística se concreta en un espacio específico, en el cual se escenifica un intercambio entre las identidades del turista y del receptor. Por lo que se hace necesario saber comprender y entender un producto turístico de tal forma que sea fácil proyectar en otros su esencia. Organizar de forma adecuada elementos para brindarlos como insumos para que agentes de viaje, guías, operadores y demás puedan realmente ofertar el destino sin tropiezos ni sorpresas desagradables.

La conservación de la cultura al igual que el entorno natural que esta comprende, es fundamental para todos los que desean sumergirse en un destino, es por esto que la Plaza Botero así como otros atractivos turísticos culturales de la ciudad deben contar con el cuidado y protección que se merecen.

Cuando Medellín se abrió al mundo, y muchos decidieron atravesar sus montañas para conocer sus calles, su gente, y convertirlo en el destino turístico que hoy es, fue para exaltar y reconocer la pujanza y resiliencia que se puede lograr, por lo que este objetivo trazado requiere que todos los involucrados mantengan el compromiso y asuman tareas específicas para no desviar el camino y mucho menos dejar caer lo construido.

Se hace entonces un llamado para reorganizar el producto turístico cultural de la ciudad y entre todos cuidarlo, protegerlo y continuar proyectándolo para que el mundo conozca más de Medellín y así jamás olvidar esta tierra tal como lo ha logrado hacer el Maestro Botero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.