Finalmente Daniel Quintero declaró la emergencia climática en Medellín

Una de las principales críticas a la administración es que su gestión del riesgo es más que todo reactiva, pero que tiene falencias en planes de prevención.

Después de varios meses de que comunidades y organizaciones pidieran que se declarara la emergencia climática en la ciudad, el alcalde Daniel Quintero por fin lo hizo en la mañana de este jueves 24 de noviembre.

En el anuncio de la decisión, le mandatario detalló que ya son más de 42.000 las viviendas en riesgo de afectarse por causa de emergencias asociadas al cambio climático. Asimismo, dijo que más de 170 quebradas de la ciudad están en alerta roja y otras 300, en alerta naranja debido a las lluvias que no han cesado.

La declaratoria, que se hace a través de decreto, contiene un plan de siete componentes con los que se busca adaptar la ciudad al cambio climático y establecer acciones para mitigar los impactos que está causando el invierno, que tiene en riesgo y afectadas a varias comunidades, las que más sufren son las de la periferia.

“Este reto nos lleva a necesitar acciones de parte de la Alcaldía y acciones contundentes de todos los actores del distrito: la academia, la empresa, el gobierno, los ciudadanos”, señaló Quintero.

Sin embargo, la declaratoria de la emergencia climática se hace en medio de polémicas y críticas a la administración porque son meses los que llevan las comunidades pidiendo que esto se haga. En el Concejo, en las calles, a través de redes sociales, le han recordado a Quintero la urgencia de este decreto, pero muchos consideran que la Alcaldía espera a que ocurran las emergencias para prestar real atención.

Además, organizaciones que llevan años tratando estos temas, como el Movimiento de Laderas, también se quejaron porque la administración solo les dio dos días a las organizaciones para que compartieran su retroalimentación al borrador del decreto, lo que vieron como un irrespeto a la participación ciudadana, en especial porque justamente los ciudadanos han sido los que han visibilizado con mayor fuerza la necesidad de esta medida.

Para el concejal Daniel Duque no deja de ser paradójico esto porque entre los siete componentes que contiene la declaratoria de la emergencia se establece la necesidad de la participación y el trabajo articulado con las organizaciones y los ciudadanos para mitigar los impactos del cambio climático.

“Es el colmo. Muchas organizaciones llevan pidiéndole a la Alcaldía que declare la emergencia climática y ahora salen con esto. Es una ofensa a su trabajo”, dijo el concejal.

Por otro lado, solo hace dos días, la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios le solicitó al alcalde que informe cuáles son las medidas y los planes de contingencia que adoptó su administración luego de conocer, entre junio y agosto pasados, las alertas emitidas por el Ministerio Público a todas las alcaldías y gobernaciones del país por la temporada de lluvias que no ha dejado de causar estragos.

La Alcaldía de Medellín ya había declarado en días pasados la calamidad pública en la ciudad, con el argumento de que así podría tener mecanismos para atender de forma oportuna a las familias que sean afectadas por emergencias ocasionadas por las lluvias. No obstante, para muchos habitantes esta administración no ha tenido planes de prevención eficientes, sino que ha sido más que todo reactiva cuando ya las tragedias han ocurrido.

Por lo pronto, las comunidades siguen a la espera de que las acciones sean contundentes, pues continúan las inundaciones, los deslizamientos y daños en las vías por cuenta de unas lluvias que todavía continuarán según las proyecciones de las autoridades.

Tomado: El Colombiano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.