“Hay irregularidades en contratación, talento humano, metodología y presupuesto del programa Buen Comienzo” Daniel Duque, concejal de Medellín

Tras la polémica que se desató la semana pasada por el cambio en la contratación de los más de 30 operadores del programa Buen Comienzo de la Alcaldía de Medellín, que este año atendería a cerca de 83 mil niños entre los 0 y 5 años de la ciudad, se siguen escuchando voces de protesta por lo que llaman “contrataciones amañadas para pagar favores políticos del alcalde Quintero”. 

Según el concejal de Medellín Daniel Duque, tras revisar la invitación que realizó la Secretaría de Educación, para contratar los servicios en la modalidad Entorno Institucional del programa Buen Comienzo, se encontraron serias irregularidades.

1.     Plazos para convocar: la invitación a participar en la contratación para el 2020 fue enviada desde el 27 de diciembre de 2019 pero este año apenas se envió el 25 de enero de 2021. “¡Un retraso en la atención de por lo menos un mes y medio! Contando con que se inicie a mediados de febrero”, asegura el concejal. 

2.    Modalidad de contratación: en el 2020 se hizo la invitación bajo la modalidad de “contratación directa” y en la del 2021 se incluye la modalidad de “convenio de asociación” “¿Cuál es el problema? Que podrían participar las organizaciones que cuenten con la capacidad financiera para garantizar por lo menos el 30% del valor del convenio; muchas de las organizaciones más pequeñas de base comunitaria que han venido prestando los servicios durante estos años no podrían hacerlo. ¿Por qué quieren sacar de la competencia de Buen Comienzo a las organizaciones comunitarias? ¿Qué intereses hay detrás de estos cambios?”

3.  Talento humano: para el 2020 se contaba con 10 perfiles para el equipo de agentes educativos, de estos, 6 se vieron afectados por el nuevo esquema de contratación, dificultando la postulación de dichos profesionales a los cargos ofertados. Preocupa que aumente el número de niños y niñas por agente educativo, esto afecta directamente la calidad del servicio. Se adicionaron dos nuevos perfiles: Un profesional de salud por cada 720 niños y un auxiliar de enfermería por cada 360. De estos no se tiene información sobre el rol que asumirán ni la manera en que lograrán cubrir la atención tan alta que se proyecta.

4.     Metodología: En el 2020 existía un criterio para una atención especial a los niños y niñas que comprendía el ciclo vital de los 3 a 23 meses, diferenciándolo del ciclo vital de los 2 a los 5 años donde el desarrollo infantil es distinto. Para 2021 este criterio diferencial desaparece, homogeneizando la atención. “Este hallazgo es sumamente grave y merece un capítulo especial en el que ahondaremos prontamente con más detenimiento”, dijo Duque.

5.     Presupuesto: En el 2020 el costo de atención por niño era de $333.814, para este año el costo de atención es de $266.569, dejando una pregunta en el aire: ¿cómo se está garantizando la calidad del servicio y del talento humano que acompaña?

El corporado también ha cuestionado el aumento del presupuesto del programa “Hay muchas preguntas con lo que ocurre en Buen Comienzo, pero una muy poderosa es ¿cómo es posible justificar el aumento en el presupuesto del programa si van a despedir casi a un tercio de los profesionales?”.

El mismo concejal Duque, en días pasados, ya había solicitado al Gobierno Nacional ponerle la lupa al proceso “le enviamos una carta a la Primera Dama y a la Consejera Presidencial para la Niñez, para que vengan a Medellín a revisar detalladamente lo que está pasando con el programa Buen Comienzo”.

Hasta el momento la Alcaldía de Medellín no se ha pronunciado frente a las denuncias del concejal Duque. 

Lea también: Controversia por cambios en la contratación del programa Buen Comienzo en Medellín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.