La vida, un regalo que se acaba en cualquier momento

Rodrigo García Barcha manifestó; “los escritores están obsesionados con la pérdida, con el paso del tiempo y su más grande manifestación, que es la muerte. Es esa una contradicción. Es natural y totalmente inaceptable. Es el misterio con el que se vive”.

Considero que no sólo los escritores son los obsesionados con estos temas, en general luego de la declaratoria de pandemia, podría afirmar que todos pensamos en la dicotomía de la vida y la muerte.

En estos últimos años hemos despedido a muchas personas, pero al mismo tiempo le hemos dado la bienvenida a otras, por tanto no debemos aferrarnos a nada; este regalo hermoso llamado vida se acaba en cualquier momento. Los años que se suman en realidad se deben restar y por eso la importancia de aprovechar el momento, el aquí y ahora.

Existe un cuadro que dice algo cierto “ los cargos públicos son prestados, son pasajeros, y magníficas oportunidades para dar y dejar lo mejor de nosotros, con la honesta convicción de servir a los demás” pienso que todo en esta vida es prestado, pasajero, y una oportunidad para dar y dejar lo mejor de nosotros. Al fin y al cabo venimos a servir a otros o en su defecto a servirle a nuestro entorno, por eso no podemos ignorar la importancia de hacer el bien al andar.

“La vida a veces duele, a veces cansa, a veces hiere. No es perfecta, no es coherente, no es eterna; pero a pesar de todo, la vida es bella”. frase de la película “La Vida es Bella”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.