¿Quiénes son buenos lectores?

Por: Alejandra Restrepo Bolívar
IG: @queleoyo

Para ser un buen lector, debes haberte leído Ulises de Joyce, Ana Karenina de Tolstói, Crimen y Castigo de Dostoyevski, Los Miserables de Victor Hugo y a Proust, Faulkner y siga la lista con apellidos impronunciables. Mientras lee, debe tomar vino tinto, estar sentado en un confortable sillón que ojalá valga unos 500 dólares y el recinto debe estar ambientado con alguna sinfonía clásica a unos 20 decibeleszzzzzzz. En las conversaciones debe incluir palabras como: craso, inexpugnable, venusto, fulgente, locuaz, inefable y así. ¡QUEQUEEEEEEÉ!

¿Cómo llegamos a este estereotipo? Yo no sé, yo le echo la culpa a lo que nos mostraban las películas y un poquito al sector cultural (aunque debo reconocer que eso ha ido cambiando mucho). Realmente esto es lo que mucha gente piensa de lo que es un buen lector y lo que puso la lectura en una lugar ajeno e inalcanzable para los que tomamos aguapanela con llimón, comemos arroz con huevo y no queremos leer el Ulises.

Antes de darles el significado del buen lector avalado por la RALE (que es la Real Academia de la Lengua Española feat Aleja), quiero que quede claro que me parece envidiable la gente que se aprende esas palabras y es capaz de integrarlas a una conversación de manera natural… de manera natural dije, porque hay unos petardos que hacen unas maromas lingüísticas para parecer inteligentes que no inspiran sino lástima por esa necesidad de llamar la atención.

Por otro lado los que leen los libros mencionados anteriormente porque los disfrutan, porque realmente lo quisieron hacer, reciban mis aplausos, mi más sinceras felicitaciones y que hasta allá les llegue la onda expansiva de la envidia que siento ya que yo llegué a la página setecientos algo del Conde de Montecristo y lo abandoné…pero esa historia es para otro momento.

Y en cuanto a la música clásica lo dije porque es un cliché, no porque no me parezca linda o buena compañía para leer.

Un buen lector es el que adquiere el hábito de la lectura por gusto, lee lo que se le antoje y no juzga a otros por lo que lee, no presume su intelectualidad ni se cree mejor que otros porque tiene este hábito, un buen lector no se pavonea ante la gente que no lee porque no lo necesita y entiende que todos somos diferentes y si comparte sus lecturas lo hace con tranquilidad y honestidad sin vender su opinión a cambio de una aprobación o un aplauso. Alguien me dijo una vez que un buen lector es capaz de vestirse con lo que lee y me pareció hermoso y verdadero.

2 COMENTARIOS

  1. De acuerdo aleja! que rico que ya no toque esconderse para leer el caballero de la armadura oxidada. A mi me han salvado los libros. Gracias por este post

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.