Santos dice que Duque tuvo una actitud "infantil y ridícula" con él

Afirmó que durante el gobierno del Centro Democrático Colombia retrocedió en "casi todo".

El expresidente Juan Manuel Santos criticó con dureza al también expresidente Iván Duque Márquez no solo por la gestión de su gobierno sino por su comportamiento personal a él. "Ni siquiera mencionaba mi nombre. Una actitud un poco infantil y ridícula que nadie entendió", dijo el premio nobel de la paz.
El expresidente de Colombia, en entrevista con El País de Madrid, se mostró severo con el dirigente del Centro Democrático: “Duque quiso descarrilar el proceso de paz, pero no pudo”, aseguró.

Sobre el hecho de que Duque no mencionara su nombre aseguró: "Es una paradoja porque Duque comenzó su carrera conmigo. Yo lo llevé al Ministerio de Hacienda y lo envié a un cargo en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Era un funcionario aplicado. Él incluso me ayudó en la primera campaña. Pero después Uribe le lavó el cerebro, lo trajo al Senado y entonces se volvió un opositor acérrimo de mi gobierno. Cuando llegó a la presidencia, le ofrecí toda mi ayuda, como debe hacer todo exmandatario. Sin embargo, como en una novela de Orwell, decidió que yo no existía. Ni siquiera mencionaba mi nombre. Una actitud un poco infantil y ridícula que nadie entendió".
Además, valoró la gestión de Duque al frente de la paz: "Duque quiso descarrilar y luego detener el proceso, pero no pudo. El Congreso no se lo permitió y la comunidad internacional tampoco. Al final, no tuvo otra opción que montarse al tren y sacar pecho por lo que había hecho, que fue muy poco. Con Duque, el proceso de paz pasó por una prueba ácida y paradójicamente salió fortalecido. Lo vimos en las últimas elecciones. Ahora falta que este Gobierno cumpla lo que prometió; si lo hace, con solo implementar el acuerdo haría un buen gobierno".

El contrapunteo de Duque y Santos por fumigación de coca con glifosato

El expresidente Juan Manuel Santos asegura que su homólogo, Iván Duque, quiso 'descarrilar' el proceso de paz que fue implementado durante su mandato. 

Foto: Presidencia de la República - Daniel Muñoz / EFE

Duque quiso descarrilar y luego detener el proceso (de paz), pero no pudo

"Infortunadamente, hemos retrocedido en casi todo", aseguró el premio nobel. "Le dejamos hace cuatro años al presidente Duque una economía con grado de inversión, con el desempleo en un dígito, la inflación controlada, la deuda externa y la situación fiscal en niveles aceptables, la pobreza y la desigualdad en mínimos históricos y una situación de seguridad e internacional muy mejoradas. Petro recibió un país en condiciones mucho peores de lo que se ha dicho en la propaganda oficial: perdimos el grado de inversión, una bomba de tiempo fiscal, la deuda incrementada en casi un 50 %, la inflación más alta de este siglo, el desempleo en dos dígitos, la pobreza disparada y la desigualdad nuevamente incrementada. Duque no logró lo que todo mandatario quisiera: dejarle a su sucesor un país un poco mejor del que recibió".

"¿Cómo juzga los primeros pasos de Petro?", le preguntó El País.

"El Gobierno está bien orientado, pero le falta rigor y método, y también afinar las narrativas. Las políticas públicas, sobre todo cuando hay cambios de políticas, hay que explicarlas muy bien. La gente tiene que entender el porqué y el cómo. Lo que no se entiende, por naturaleza se rechaza. Por eso, es tan importante ofrecer narrativas claras", respondió.

"Petro ha reactivado la negociación con el Eln. ¿Prosperará?", se le inquirió.

"Creo y espero que sí. Nosotros dejamos esa negociación bastante avanzada, aunque faltaba muchísimo, y este gobierno ha dicho que va a continuar a partir de ese punto. Esa es la dirección correcta. Una paz con el Eln sería muy bienvenida por el país y todos los que están sufriendo por la violencia de esta insurgencia", argumentó Santos.

Finalmente, al interrogante de la solicitud del Eln para que no se le equipare con las bandas criminales, Santos dijo:

"Tienen razón. No se puede meter a todos en el mismo costal. Es necesaria una diferenciación. Las organizaciones políticas pueden acogerse al Estatuto de Roma, como lo hicieron las Farc, y se les puede aplicar la justicia transicional. Pero a ese carril no pueden entrar las bandas criminales. Con ellas se pueden negociar las penas y la reincorporación a la vida civil, pero desde el sometimiento a la justicia".

Todavía hay mucha confusión sobre lo que llaman la paz total

"¿Pero tratar ahora con las bandas criminales, con el puro narcotráfico, no puede intoxicar la negociación misma? ¿No habría sido mejor esperar a que primero avanzase la discusión con el Eln? ¿No es quizá el concepto de paz total demasiado ambicioso?" se le preguntó:

"A eso me refiero cuando digo que hay que afinar las narrativas. Todavía hay mucha confusión sobre lo que llaman la paz total. ¿Con cuántos grupos? ¿Bajo qué condiciones? ¿En qué regiones? Todo eso hay que aclararlo. Y mientras no se aclare, la gente va a ser cada vez más escéptica. Por eso es tan importante que lo más pronto posible se dé algún tipo de claridad sobre cómo va a ser eso", concluyó Santos.

Tomado: El Tiempo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.